Déjese encandilar por la magia de la iluminación navideña en Lisboa y Madrid

Sí, el espíritu de la Navidad ya flota en el aire de Lisboa y Madrid. ¿Será por el frío? ¿Será por la música navideña que inunda los centros de las capitales portuguesa y española? Mmm, puede ser… Una cosa es segura: sin las tradicionales luces de Navidad, esta época festiva no tendría la misma magia en ninguna parte del mundo, y las capitales de la península ibérica no son la excepción. La verdad es que, gracias a su historia y sus edificios centenarios, estas ciudades se transforman en auténticos escenarios de cuentos de hadas. Venga con nosotros a descubrir los mejores puntos de estas dos ciudades para admirar las más bellas luces de Navidad.

El Tajo refleja una ciudad llena de orgullo y vestida de gala

En la capital portuguesa, ya es tradición decorar con iluminación navideña más de 30 calles, que se engalanan para la ocasión desde mediados de noviembre hasta el día de Reyes. En la orilla del río, son varias las zonas de la ciudad que ven sus adornos reflejados en el Tajo, entre las que destaca la Praça do Comércio, que todos los años acoge uno de los árboles de luces de Navidad más grandes del país, con un tamaño equivalente a un edificio de 10 plantas, el cual constituye uno de los platos fuertes de la iluminación navideña.

La zona de las Avenidas Novas adquiere un nuevo encanto en Navidad

Otro de los puntos más destacados de la ciudad en esta época, donde podemos contemplar algunos de los edificios más hermosos de la ciudad adornados con luces, es la zona de las Avenidas Novas, que conforman el denominado «eje central» de Lisboa y bajan hasta la Praça do Marquês de Pombal y a la célebre Avenida da Liberdade, que sobresale en este concurso de belleza de luz y color. Desde aquí, enseguida llegamos al barrio de Alvalade, una zona que todavía posee el encanto de los años 50 y donde la Avenida de Roma adquiere un brillo distinto, que fluye hacia la Avenida Almirante Reis y pasa por la Alameda Dom Afonso Henriques en un torrente de luz hasta acabar desembocando en la multicultural Praça Martim Moniz.

La parte baja lisboeta se eleva con la grandiosidad de la decoración navideña

La zona del Chiado y la parte baja de Lisboa es probablemente la que más brillo gana en la época navideña. Esta área, que ya de por sí posee una hermosura sin igual, combina el encanto del comercio local con la belleza característica del espíritu navideño, que se vive entre olores, colores y sabores acompañados de música navideña. En esta ruta de luces, tampoco podemos dejar de admirar la decoración del barrio de Campo de Ourique, que se inunda de una sensación de confort aún mayor de lo habitual en esta acogedora zona residencial.

Unas Navidades con las que se junta un desfile de luz en Madrid Río

Estos días, en Madrid se puede admirar un escenario igual de mágico e inspirador. Desde noviembre hasta el día de Reyes, la ciudad se llena de luces de todos los colores que dan una nueva vida a los principales enclaves turísticos. En medio de este período, el 21 de diciembre, en Madrid Río se organiza otra fiesta para celebrar con un auténtico desfile de luz la llegada del invierno, justo antes de que comiencen las festividades navideñas, que, en España, como es bien sabido, alcanzan su punto álgido el día de Reyes, el último día de esa época y también el día en que familiares y amigos intercambian regalos.

Miles de luces de todos los colores y formas revelan un Madrid inolvidable

Los adornos luminosos de Madrid siempre son toda una sorpresa. Podemos recorrer la calle de Alcalá, desde la fuente de Cibeles hasta la Puerta de Alcalá, bajo un cielo cubierto de luces en forma de estrellas, pasear por la calle de Serrano decorada con motivos que hacen alusión a la calle de la moda o dejarnos deslumbrar por los adornos de los abetos de la red de San Luis, la calle de Fuencarral y las plazas de Callao y Colón. Esta iluminación no solo se puede contemplar en los principales puntos turísticos, sino que es habitual encontrarse por toda la ciudad con luces de diversos tipos y motivos, en forma de lazos, campanas o acebos, entre otras cosas, que revelan una ciudad inolvidable.

 

¿Todavía no está convencido de que la Navidad es una de las mejores épocas del año para conocer Lisboa y Madrid? Descubra toda la magia navideña de las capitales portuguesa y española en compañía de nuestros conductores. Consulte aquí nuestras rutas por Lisboa y Madrid, y embárquese en una verdadera aventura navideña, digna de los sueños más fantásticos. Déjese encandilar por la belleza de la Navidad en la península ibérica. Seguro que querrá repetir.